Close

V60, o cómo preparar el mejor café de filtro desde casa

Para gustos, colores, y en el mundo del café, desde luego, no hay nada escrito en cuanto a cuál es el mejor método de preparación más allá de las preferencias de cada consumidor que incluso pueden llegar a variar dependiendo del momento del día.

La V60 es posiblemente uno de los métodos de preparación que más rápidamente está creciendo, dando como resultado un café con poco cuerpo y mucho más suave que cualquier espresso, aunque con un abanico de sabores y aromas mucho más amplio.

De hecho, para quienes no están acostumbrados ni a este método de preparación ni al café de especialidad, la primera impresión con la V60 puede asemejarse a la de estar tomando un té sorprendentemente aromático. Aún así, según se acostumbra el paladar, esto va cambiando y se empieza a disfrutar plenamente de las notas frutales y de esta experiencia tan agradable.

¿Pero en qué consiste exactamente?

 

¡Que no engañe el nombre ni la apariencia!

La Hario V60 es el café de filtro de toda la vida preparado con este recipiente que, sin lugar a dudas, no deja indiferente a nadie. A pesar de su sencillez, se caracteriza por dar un enorme juego en el resultado dependiendo tanto del tipo de molienda que se utilice, la temperatura del agua, el tiempo de infusión, las turbulencias que se produzcan, etc.

Además, es un café que una vez servido va cambiando de sabor según se enfría en la taza (algo realmente sorprendente).

 

Lo necesario para empezar

Aunque aquí te dejamos unos consejos para prepararla desde la casa, lo más recomendable es intentar asistir a los cursos y talleres que se imparten por Málaga para ver en persona cómo es la técnica. ¿Y por qué no preguntarle al barista directamente cómo lo hace? Pero para empezar, esto es lo que se necesita:

-Un ratio de 1:16. Es decir, 1 gramo de café por cada 16 gramos de café líquido. Para hacernos una idea, un vaso de agua ronda los 200-250 mililitros, así que habría que utilizar entre 12 y 16 gramos de café aproximadamente. Muchas V60 incluyen un medidor de gramos para el café, que ayude cuando no tenemos báscula.

-V60. Su precio ronda los 17 euros para los modelos más económicos, aunque es una buena inversión teniendo en cuenta que no se deteriora con el tiempo. También es buena idea encontrar una V60 que incluya un recipiente para medir los gramos de café que se están manejando.

-Tetera de cuello de ganso. En realidad puede utilizarse cualquier tetera o recipiente que permita controlar el flujo de agua, aunque el resultado quizás no sea óptimo.

-Una molienda media de café. Con una molienda demasiado fina, el café se puede empatanar y acaba sobreextraido. Con una molienda demasiado gruesa, el café se filtraría demasiado rápido y acabaría subextraído.

-Papel para filtrar (disponible en algunas cafeterías de especialidad y también en supermercados, aunque de peor calidad).

 

Preparación

  1. Hervir el agua (preferiblemente que no sea de grifo) hasta que esté a una temperatura de entre 90º y 96º. Si calentamos el agua en un cazo, sabremos que estamos en la temperatura correcta cuando empiecen a subir de forma constante y muy seguida hileras de burbujas medianas. Si el agua empieza a hervir a borbotones, ya habremos pasado los 96º.
  2. Adherir el papel de filtro a las paredes del cono. Mojar el papel de filtro sobre las paredes del cono para asegurar que esté bien adherido. Además, así estaremos eliminando una parte del sabor a papel y servirá para precalentar la V60, algo muy importante de cara a una correcta extracción (aunque en una V60 con cono de plástico no influye).
  3. Depositar el café molido sobre el fondo del papel. En ese momento llevaremos a cabo una “preinfusión” sumergiendo la molienda durante 30-45 segundos en el agua caliente.
  4. Verter el resto del agua comenzando por el centro (2 segundos) y desplazar el chorro hacia los extremos haciendo círculos con un flujo constante y que cree turbulencias (para mejorar la extracción). Aquí hay varias posibilidades, o verter toda el agua de una vez (vertido único), o realizar 3 o 4 vertidos para que se vaya extrayendo el café poco a poco (esta opción es la más recomendable).
  5. Servir en una taza o una copa (sí, una copa) precalentada y disfrutar.

Dependiendo de si se quiere mayor o menor intensidad, se pueden variar los ratios café y agua, la temperatura, los tiempos de extracción o las turbulencias.

Además, si se quiere generar más turbulencias, puede usarse una palilla para mover el café durante la extracción, esto mejora el contacto de la molienda con el agua y asegura que todo se extraiga de una forma más homogénea.

 

Sitios para la V60 en Málaga

A pesar de que la V60 es cada vez más popular, no está disponible aún en todas las cafeterías con cafés especiales de Málaga, y es que la clásica forma de pedir el café (sombra, nube, mitad, solo, etc…) parecen  haber relevado por completo a los cafés americanos.

Por el momento, estos son los puntos de Málaga donde se puede disfrutar de una fantástica V60 (iré actualizando según vaya encontrado nuevas cafeterías):

-Santa Canela (Soho)

-Mía Coffee (centro de Málaga)

-Café Bertani (centro de Málaga)

-Espresso Coffee & Tea Bar (Teatinos)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *