Revolución cafetera: La feria de innovación hostelera, Expo HIP, marca la tendencia hacia el specialty

Revolución cafetera: La feria de innovación hostelera, Expo HIP, marca la tendencia hacia el specialty

No es para nada frecuente, pero  2020 pisa fuerte en materia de café y ya en una de las primeras ferias de hostelería del año nos encontramos con un hito que no tiene precedentes: (casi) el 100% de los tostadores asistentes apuestan por gamas que si no alcanzan, al menos están muy  próximas al specialty coffee.

Aún es pronto para determinar exactamente en qué punto se puede colocar la barrera entre el café de especialidad y los cafés comerciales, pero Expo HIP ha demostrado algo: los cafés amargos, fuertes y quemados ya están dejando paso en las ferias comerciales a cafés con un perfil más ligero, suave y con sabores y aromas más complejos, y eso es un punto común en todos los tostadores.

Cafés Guilis

Ya en 2019 vimos como el tostador madrileño apostaba por una subida de calidad en el grano. En esta ocasión, tanto el blend “Caribe” (Colombia y Brasil), como el México con el que asistieron al evento, sirvieron como demostración de que es posible trabajar a nivel comercial con cafés que tienen cierta acidez y complejidad, pero que no llegan a ser del todo extraños para el paladar español; en otras palabras, una buena forma de buscar calidad pero sin ser tan “extraños” como el café de especialidad.

Nescafé

“¿Cómo le gusta el café?, ¿más amargo o más suave?”. Con estas palabras inicia la conversación una de las baristas del stand de Nescafé. Y no es para menos, ya que en esta ocasión el gigante cafetero se ha atrevido con un monovarietal de Perú y tueste omni tanto para espresso como para métodos de filtrado.

Sí, has leído bien. Nescafé ya está trabajando en las ferias con V60 y Chémex, ofreciendo a los asistentes un Perú más que digno que ha logrado triunfar sobre la India (la gama más comercial con la que acudieron al evento).

¿Será el principio del fin de los tuestes oscurso en las ferias de hostelería?

Mocay

Etiopía, Brasil y Perú. Este es el blend ecológico con el que Mocay se presentó a HIP, un café con una acidez brillante y que ya supone un acto de superación con respecto al año pasado, ofreciendo así una alternativa muy próxima a lo que podríamos esperar de un café de especialidad.

Eso sí, como siempre, si Mocay ha logrado destacar en HIP ha sido por seguir incidiendo en la parte formativa y por ofrecer a la hostelería la posibilidad deprofesionalizarse dentro del mundo del café, un esfuerzo que siempre es de agradecer.

Mospresso

Ya es un clásico encontrar a Mospresso por Ifema, que parece que ha hecho del palacio de ferias de Madrid su segunda casa. En esta ocasión, nuevamente han estado abasteciendo de cafeína a los asistentes con su blend, un café perfectamente balanceado y que difícilmente puede disgustar a alguien, posiblemente uno de los más redondos de la feria.

Hola Coffee

En realidad Hola no contó con stand propio, aunque sí que estuvo presente con su café (eso sí, escondido en un rincón y sin que la marca del tostador madrileño apareciese por ningún lado).

Pero lo destacable de este hito es que es de esas pocas ocasiones en las que un tostador 100% de especialidad se “infiltra” en una feria comercial de hostelería, demostrando así que el interés por la subida del estándar de calidad es real.

IdCoffee Lab

Hablando de formación, también contaron con su propio espacio expositivo IdCoffee Lab, que marca un precedente inédito al demostrar que los centros de formación barista y cafetera también deben estar presentes en los eventos de hostelería.

Bebidas vegetales

Seamos realistas: el latte art con bebidas vegetales es un coñazo. Sin embargo, el aumento de la demanda de este tipo de bebidas hace que, sencillamente, no podamos prescindir de ellas.

Por suerte, cada vez hay más alternativas dentro del mercado. Una de las que más nos llamaron la atención fue la bebida de almendras de Únicla, una “leche” con un sabor muy neutro, que combina perfectamente con el café (mejor que las bebidas de avena) y que permite una emulsión y un latte art impecable.

Lattiz

No contaron con un stand propio aunque sí que hicieron acto de presencia. Como siempre, Lattiz sigue manifestándose como una alternativa más que fiable a los establecimientos de hostelería que, por las razones que sean, no pueden (o no quieren) formar a sus trabajadores.

¿Es la calidad de la leche la misma que la que puede ofrecer un barista o una leche fresca? Definitivamente no, aunque la realidad es que en términos cualitativos sigue siendo muy buena opción.